Confusión

sábado, 16 de noviembre de 2013
Afuera el sol brilla intenso,
los árboles se menean
al son de la suave brisa,
los gorriones cantan
melodías de esperanza.

Adentro, las tinieblas
empañan mi claridad,
mis pensamientos se confunden,
mis sentimientos batallan
una guerra feroz.

Todo mi ser se ha convulsionado.

Mis venas se resisten
a segregar la sangre,
mis pulmones detienen
su inhalación y exhalación,
mi corazón se cansó de bombear...

Todo mi ser se ha convulsionado.

Mis manos no dejan de temblar,
mis huesos no dejan de doler,
mis ojos no dejan de llorar.

0 comentarios:

Publicar un comentario