Soy mi sombra

sábado, 16 de noviembre de 2013
Son lágrimas de despedida
éstas que desbordan de mis ojos,
pues he dejado de ser yo,
ahora sólo soy mi sombra.

Los jilgueros lo cantaban,
el indiscreto mar lo delataba,
el viento me lo susurraba,
pero yo no lo creía.

Recuerdos vagos en mi mente,
esas viejas fotos de la infancia,
y yo, que no soy yo, soy otra.

Presumo que muchos, sino todos,
creen que sigo siendo aquella,
pero que equivocados están,
ahora sólo soy mi sombra.

0 comentarios:

Publicar un comentario