Tengo el temor

sábado, 16 de noviembre de 2013
El crujir en mis entrañas
anuncia el peligro,
un nuevo ser se interpone,
un nuevo dolor se avecina.

Tengo el presentimiento,
tengo la sensación,
tengo el temor,
de que acabe en dolor.

A paso firme, incansable,
despojado, irrumpe,
no reconoce los tiempos,
no fueron hechos para él.

Tal vez me precipito,
quizás me apresuro,
pero este cruel temor
no deja pensar.

Un deseo de huir,
de evaporarse al contacto,
consumen día y noche
a este cansado corazón.

Se alzan, de repente,
esos imponentes muros,
guardianes leales
de este profano tesoro.

Y así, atrincherada,
aguarda mi alma
el zarpazo mortal
de aquel intruso visitante.

0 comentarios:

Publicar un comentario