Réquiem para un loco

sábado, 16 de noviembre de 2013
¿Qué requisitos debe cumplir una persona para ser calificada como “loco”? Tal vez deba hablar solo o tener comportamientos extraños ante la vista de los demás. ¿Cuál es el límite que separa la cordura de la locura? ¿Cuál es el límite entre la realidad y la fantasía?
Como saber el momento exacto en que uno se aleja del terreno de la racionalidad para inmiscuirse en los pantanos del desquicio. Que se sentirá… nada, absolutamente nada.
Dicen que “de poetas y de locos todos tenemos un poco…”, pero cómo saber cuándo es demasiado… cuándo es poco. Con qué aparato se mide el grado de la locura. Un estado tan complejo del ser como es la locura, ¿es posible medirse científicamente? Yo no lo creo.
Lo que yo creo, sinceramente, es que el ser humano cuando nace trae consigo su pequeño grado de locura que será el que forje su personalidad futura. Pero la sociedad, que se constituye como un sistema perfectamente engranado, avanza sobre ese pedaso de locura que comienza a nacer dentro de todos nosotros. Se interpone en su camino, y la apacigua, la amansa, la adormece… con el sólo fin de que podamos ser aceptados por el resto de la sociedad.
Sólo pequeñas reminiscencias de esa locura afloran en nosotros a lo largo de la vida como características de nuestro carácter o personalidad. Pero a veces, esa locura comienza a encenderse… primero como una chispa, luego como una pequeña llamita, y finalmente aflora en llamaradas ardientes que se consumen lo poco que quedaba de racionalismo dentro de nuestro ser.
Es entonces… cuando podría decirse que de entre las llamas se asoma la locura intimidante, y se interpone ante el mundo. Se dice, se da a conocer… y la sociedad se espanta, se escandaliza.
Yo me considero loca, hasta podría decirse, rematadamente loca… lo sé porque siento profundamente, lo sé porque el fuego me quema por dentro, lo sé porque mis pensamientos van más a allá, lo sé porque son pocos los que me entienden, lo sé porque siento como me alejo cada vez más de la supuesta “realidad” que nos imponen, lo sé porque convivo con ella…

ALGÚN DÍA LOS LOCOS MOVEREMOS AL MUNDO…

0 comentarios:

Publicar un comentario