Saberte cerca

sábado, 16 de noviembre de 2013
El saberte cerca y no poder tenerte,
me asfixia.
Siento el impulso dentro de mí,
la adrenalina corriendo por mis venas.
Siento el ardor en mi estómago,
la punzada en mi pecho.
Siento el crujir de mis huesos,
el sudor en mis manos.
Siento como mi cuerpo
se revoluciona en un loco frenesí
ante cada uno de tus gestos.
Siento, siento…
y al sentir estoy muriendo.
Cada nuevo encuentro
es una nueva muerte para mi ser.
Muero y renazco una y mil veces,
una y mil veces.
Cada último resabio de vida sabe distinto,
se hace más amargo cada vez,
al saberte cerca y no poder tenerte.
Quemas en la piel, y quemas en el alma,
ardes en los labios, y ardes en el alma,
dueles en el pecho, y dueles en el alma,
al saberte cerca y no poder tenerte.

0 comentarios:

Publicar un comentario