Soledad

sábado, 16 de noviembre de 2013
Vil mujer de cabellos blancos
que te apareces en las noches
con ese paso aletargado que
te distingue a lo lejos.

Vivo tratando de alejarte de mí
evitándote como a una peste,
ocupo mi cabeza en otras cosas,
solo para tratar de olvidarte.

Cuanto más me alejo de ti,
más te necesito a mi lado.
Vivir contigo me consume,
pero tampoco sé vivir sin ti.

Oh Soledad, arma de doble filo,
si supiera tan solo qué hacer.
Oh Soledad, eterna visitante,
si pudiera tan solo ser feliz.

Esta noche te estaré esperando,
como siempre, como nunca.
Las campanadas se harán oír
y el destino decidirá el mejor final.

0 comentarios:

Publicar un comentario